Grandes ideas, y cómo llevarlas acabo

Grandes ideas, y cómo llevarlas acabo

Es común ver emprendedores pensando en ser el siguiente Apple, Facebook, Spotify u otro, con una gran idea que han planeado desde hace tiempo. Y es aún más común, ver como la pasión impulsa sus ideas y al ver como el proyecto puede tomar meses o incluso años en salir, su pasión va agotandose y su amor por el proyecto igual.

Por esto, hoy hablaremos de la importancia de la administración en las grandes ideas, cómo validar la idea, cómo desarrollarla y lo más importante, cómo mantenernos enfocados durante el tiempo que toma llevar el proyecto acabo.

Antes de continuar, es muy importante tener algo muy en cuenta:

Las aplicaciones o empresas que admiramos, no fueron construídas en un día.

En el mundo del emprendimiento, existen personas con ideas gigantes, del tamaño de Google o Facebook. Pero cabe resaltar, que estas aplicaciones o proyectos comenzaron pequeñas, es allí donde debemos pensar en el MVP o Minimum Viable Product (Producto mínimo viable). Cuya idea principal, es crear las bases de algo que sea comerciable, a costo de algunas prestaciones o caracteristicas. Pero para poder desarrollar correctamente un MVP, es necesario validar la idea.

Cómo validar la idea.

Hay un ejemplo cuando hablamos de validar una idea. Y es que en Naughty Dog, cuando diseñaban los niveles de Crash Bandicoot, hacían una prueba: Ponían la pantalla en escala de grises, y entrecerraban los ojos. Si el nivel se seguía viendo bien, se aprobaba. Esto, puede aplicarse también para las ideas, ¿Qué tanto podemos quitar sin que cortemos algo esencial?, ¿Cuál es la verdadera función de mi producto? Son cosas que debemos preguntarnos para validar una idea correctamente.

Podría interesarte:  5 tips para ser un mejor líder

Adicionalmente, validar una idea también necesita del feedback de tus clientes finales. Si pides a posibles compradores que validen tu idea llenando un formulario, sabrás que es lo que esperan de tu marca o producto y qué consideran ellos importante y necesario.

Ćómo mantenerse enfocado durante el desarrollo del proyecto.

Aquí es donde se suelen ver muchos emprendedores fallando, y es bastante común que pierdan amor o pasión por su proyecto, pero en la mayoría de los casos, los problemas que terminan haciendolos caer, se divide en 2:

1- Siguen agregando ideas mientras el proyecto está en desarrollo:

Curiosamente, controlarse, es muy importante durante el desarrollo de un proyecto. Nuestras ideas e imaginación son ilimitadas, pero nuestros recursos no lo son. Y si seguimos agregando ideas sobre cómo debería verse el packaging, o modificamos cosas que ya están realizadas, podemos perder el enfoque de qué hacía a nuestro producto único, y perder sus valores en un sin fín de cosas que pueden no importarle a nuestro cliente final.

2- Quieren construir un gran proyecto al iniciar:

Al principio, hablamos sobre como Google y Facebook no se construyeron en un día. Facebook ha pasado por miles de actualizaciones, al igual que Google, y muchos productos que hoy usamos, como los telefonos Samsung o iPhone, han iniciado con productos base y han logrado expandirse.

A lo que me refiero, es que crear un proyecto grande al iniciar, no es viable bajo ningún motivo. Es importante conocer hasta donde se puede llegar para luego mejorar el producto en base a ello, si no, el tiempo y el dinero comenzarán a hacerse escasos, y el proyecto puede no ver la luz del día.

Podría interesarte:  5 cosas que no debes hacer en una reunión de ventas

Cómo evitar perder el enfoque

La clave principal para evitar el enfoque es generar metas alcanzables, crear una lista de cosas que deseamos realizar y no editarla jamás. Y a medida que llenemos las metas, nos sentiremos contentos al ver el camino que hemos recorrido, y enfocados en saber que podemos continuar para llevar nuestro proyecto acabo.

Una lista de metas alcanzables no solo puede ayudarte a ver cómo tu proyecto va creciendo. Es muy importante que una vez nuestro proyecto haya sido lanzado, sigamos teniendo estas metas para ver como seguimos mejorando y alcanzando nuevos retos, y así mantenernos motivados a seguir con nuestro proyecto y hacerlo mejor cada día.

Conclusión

Si bien es muy común ver emprendedores fallando por perder el enfoque o tener una mala administración en los proyectos, debemos reconocer que normalmente se debe a la ambición de los proyectos. Y no es que tener ambición sea algo malo, pero si afecta cuando intentamos adentrarnos en mundos que no conocemos. El mundo del emprendimiento está lleno de retos, pero con una buena administración por delante, y un enfoque que nos permita seguir nuestros sueños de manera constante y medible, estamos seguros de que podemos llegar muy lejos.

Deja un comentario